jueves, 20 de marzo de 2014

Una Canon A-1 homenaje a mi padre. Bizcocho y modelado con fondant


Hola a tod@s,


Aunque con un poco de retraso desde este humilde blog quiero hacer un homenaje a los padres. Nuestro reto una Canon A-1. El porqué de ser un homenaje a los padres y en especial al mío os lo cuento ahora.

La semana pasada llegó a nuestro taller un encargo que me hizo muchíiiiisima ilusión. No sé para quién estaba dedicada, ni cuál era la relación  que tenía con ella, pero me trajo recuerdos de la infancia.

Recibí una llamada de teléfono que me preguntaba: "¿podrías hacerme una tarta como la cámara que te he mandado?", "por supuesto", respondí. Los retos siempre me gustan.

Pero cual fue mi sorpresa cuando al abrir el correo me encontré con esta cámara. La recordaba perfectamente, como si estuviera viendo a mi padre ahora mismo con ella.

Mi padre, Juan, es aficionado a la pintura y siempre que salíamos en familia la llevaba consigo para hacer fotos que luego convertir en obras de arte.

Por eso, cuando la vi, no pude más que recordar esos maravillosos fines de semana en que salíamos todos juntos, nosotros y nuestra Canon.

Espero que os guste y que disfrutéis de ella tanto como yo disfruté haciéndola.







Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios :

  1. esta super currada!!! déjamela para echar unas fotos jejeje y luego nos la comemos :) esta como diría el Bisbal ¡¡¡¡Increible!!!

    ResponderEliminar
  2. Impresionante, qué cosas haces!!! Un beso.

    ResponderEliminar