miércoles, 27 de agosto de 2014

Juego de Tronos, una tarta, un trono, una historia.

Hola a tod@s,

Se acaba el mes de agosto y en nuestro taller no hemos parado por vacaciones. Por suerte hemos tenido un muy fructífero mes de agosto del que os iremos mostrando cosas en estos días.

Hoy os quiero enseñar una tarta distinta. Hay algunas veces en las que a nuestro taller entra un proyecto que nunca has realizado y que te encantaría hacer, y tienes la sensación de que puede ser un reto... pues de alguna manera sucedió con esta tarta de Juego de Tronos.

Os cuento un poco la historia. La persona para la que iba destinada la tarta es estudiante de Comunicación Audiovisual, y el proyecto final de sus estudios era ni más ni menos que la adaptación del libro Juego de Tronos a la famosísima serie de televisión. Así que ya teníamos nuestro reto servido.

He de reconocer que no había visto un sólo capitulo, y que la verdad tampoco me había planteado nunca hacerlo, pero para hacer este proyecto tuvimos que documentarnos un poquito. No os puedo prometer que termine viéndola ni tampoco leyendo el libro.

Así que manos a la obra, tres elementos fundamentales estructuraban la tarta:

1. El primero de ellos: el trono de hierro. Si me preguntáis que como se hace, la respuesta es muy fácil: espadita a espadita. La ejecución sí que tiene más trabajo que la explicación.

2. El segundo: las letras Game of Thrones, pintadas a mano sobre la tarta siguiendo el estilo de las que aparecen de carátula televisiva de la serie.

3. El tercero y el que más dudas me generaba: la sangre que brota de la base del trono y que corre a través de la tarta. La verdad es que parece bastante real. Os puedo comentar que tenía un muy agradable gusto a fresa.

Como complemento, los escudos de algunas de las casas impresos en papel de azúcar.

No me lío más y os enseño ya las fotos, espero que os guste.

Besos dulces a tod@s.









Image and video hosting by TinyPic