jueves, 13 de noviembre de 2014

Mesa dulce flamenca.

Hola a tod@s,

Hoy estamos enormemente contentos ya que nuestro Bakery de Huelva está a punto de caramelo, en la próxima entrada tendréis muchas fotitos de como va a quedar y todo lo que podréis encontrar.

Pero esta entrada está dedicada a Ana y a Manolo, nuestra gran boda del año, si con Cecilia tuvimos la comunión soñada, con su padrino cerramos el círculo de las celebraciones, sólo nos queda el bautizo.... ya sabéis.

Amanecía un once de octubre que se suponía pasado por agua, por la mañana camino del Rocío para terminar el trabajo del día anterior, todos preparados y los nervios a flor de piel. Atrás quedaban las horas de duro trabajo en nuestro obrador, las idas y venidas para ver dónde íbamos a colocarlo todo en el salón Pequeño Rocío, las citas, citas y más citas con mi Anita pensando que hacíamos para la boda.

Así que llegamos al Rocío, dejamos todo preparado, nos emocionamos al ver a Manolo esperando en una calle cercana para llegar a su hora a la Ermita, y allí estaba el tito, que gran alegría después de lo que habíamos sufrido, y la madrina, que guapísima iba la tita Lauri... y estábamos en la puerta de la Ermita cuando llegó Anita en el coche de caballos con un padre que rebosaba felicidad, que guapa la novia.

Lo que pasó en la Ermita queda para nosotros, y después corriendo al salón para comprobar que seguía todo perfecto, y empezó a llegar la gente y llegaron los novios, y los nervios se tornaron en alegría y en abrazos llenos de agradecimiento y asombro.

Y lo pasamos muy bien, y seguimos pasándolo bien y después seguimos pasándolo mejor todavía, y la mesa se acabó enterita, no quedó ni una minicupcake, y ver como volaban las cosas nos creó mayor alegría si cabe.

Y después del convite la post-boda en la casa del Rocío, y al día siguiente la paella; eso es una boda y los demás son tonterías.

Por cierto, con tanta emoción se me olvidaba contaros alguna cosita de la mesa; como no podía ser de otra forma la inspiración era flamenca y rociera, los lunares en rosa, las galletas en forma de guitarra, zapato de flamenca y abanicos, las rosas de la tarta y del papel de azúcar de las galletas, los vasitos de nata... y sobre todo los novios, Manolo con su traje de corto y Ana tan guapa como ella. Y el rincón de firmas, y la decoración y... y todas las cosas con las que nos volvimos locos, nosotros, su familia y sus amigos, porque fuimos muchos los que nos volvimos locos para conseguir que este día especial fuera lo más maravilloso posible, y es que mi Anita y mi Lopa se lo merecen todo.

No me lío más que me emociono, os dejo ahora algunas de las cientos de fotos que tenemos... besos dulces a tod@s y deseo que os guste;
















Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios :

  1. Pero que guapísima puñetera...y me encanta la mesa que has montado artistaza!!!!

    Estoy mas que feliz de lo bien que te a todo, te lo mereces por trabajadora y buena gente, deseannnnndo conocer la bakery y catarrrrrr tus delicias!!!

    Un besazo gordo amore.
    Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa mía, siempre estas ahí con tus preciosos comentarios. mil besos

      Eliminar
  2. Hola! qué mesa tan bonita, no le falta detalle! nos ha encantado, seguro que fue un exitazo!! besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicas, me pasé por vuestro blog y ole ¡¡¡¡ Besos

      Eliminar